domingo, 25 de junio de 2017

Dos años en filología.

Quería hacer esta entrada desde hace bastante tiempo. Desde que pasó mi primer año en la universidad o puede que desde que empecé. Ahora mismo, que estoy en el ecuador de mi carrera universitaria y sé que no voy a llegar a la media de ocho que me prometí a principio de curso, os comento lo que han dado de sí, estos dos años estudiando el grado en Estudios Ingleses (filología inglesa).

En primer lugar, me lanzo la pregunta más importante, ¿me gusta? Y sin dudarlo diría que sí, en muchos aspectos era lo que me esperaba y no puedo obviar el hecho que he querido estudiar esta carrera desde que tenía cuatro años. Y sin embargo, en algunos aspectos, he sentido que no era para mí. O que no era lo más fácil.

Lo primero que  tengo que aclarar sobre mis estudios es que te tienen que apasionar bastantes áreas de humanidades para poder disfrutar al completo de tu experiencia en esta carrera: literatura, lengua, filosofía e historia, entre otros campos. Por ejemplo, a mi no me están gustando demasiado las asignaturas de lengua (me han parecido bastante diferentes a cualquier cosa de lengua hasta la fecha y mucho más exigentes) y por otro lado, me apasionan las asignaturas de literatura.

Lo que más me ha fascinado de mi carrera ha sido conocer autores de los que no se habla, o no se habla tanto como me gustaría. Me refiero a autores y autoras, a Anna Akhmatova, a Abioseh Nicol o a Chimamanda Ngozi Adichie, entre muchos otros. Hombres y mujeres de todas partes del globo terráqueo pero que no hablan de temas menos importantes ni diferentes que autores europeos.

Al margen de encontrarme numerosos ejemplos de asignaturas mal planteadas, destaco la labor de profesores maravillosos, que aunque escasos, me han enseñado en una misma asignatura, el temario propio de ésta, me han mostrado su amor por la enseñanza y me han dado muchas ganas de vivir.


Sé que no es una entrada profundizando en mi carrera a nivel de asignaturas, simplemente he resumido lo que he podido experimentar de manera breve. Si tenéis alguna duda al respecto, podéis mandarme un correo a unsuenosobrelagua@gmail.com. Asimismo, estaré encantada de conocer vuestras experiencias universitarias.

Image and video hosting by TinyPic

domingo, 30 de abril de 2017

Sorihuela del Guadalimar

Cada vez que duermo en casa ajena, pienso en lo que está significando el viaje que estoy realizando. Desde que hago como que soy poeta cualquier mínimo detalle cotidiano tiene un simbolismo especial para mí. Creo que estoy viviendo mis viajes de manera más intensa que nunca y los parajes que admiro, especialmente si son naturales, me hacen respirar. Y lo necesito.

En este caso, aparte de sanarme a partir de la contemplación de preciosos lugares, este viaje de escasos seis días, ha sido especial porque era el primero con amigas. Con amigas de las de verdad, de las que no son etéreas y que se pueden contar con los dedos de una o dos manos. Y todo fue bien.

No dudo ni un segundo que el verdadero elemento que asociaré a esta pequeña salida, es el valor de nuestra buena relación. He tenido malas experiencias cuando he viajado sin mi familia. Sin embargo, no puedo comentar demasiados aspectos negativos en este pequeño fragmento de mi historia. Además, necesitaría mucho tiempo y malas intenciones, para poder desatar el vínculo que juntas, hemos construido.

Gracias chicas por estar ahí, espero que el tiempo, me dé la razón.
Image and video hosting by TinyPic

viernes, 14 de abril de 2017

Algunas explicaciones + el futuro del blog.

Os mentiría si digo que me encanta todo lo que he hecho en este espacio. De hecho, mirando mis entradas antiguas y menos antiguas, me siento bastante decepcionada conmigo misma por algunas de ellas.

En estos últimos meses, mi blog ha seguido un camino que no me gusta. Llevo unos meses dándole vueltas y pensando qué esperaba de él y en todo este tiempo, no lo he descubierto. Sin embargo, puedo sacar algunas ideas en claro, que espero poder aplicar, a partir de ahora:

1.Prefiero que prime la calidad, sobre la cantidad

Durante el curso académico, mi tiempo es reducido y si me obligo a una entrada semanal termino publicando cualquier ocurrencia de manera muy improvisada que en escasos días, no me encaja con el patrón de mi blog o que presenta serios fallos.

2.Quiero un blog más organizado.

Empecé "Un sueño sobre el agua" porque quería un espacio en el que, por una parte, pudiera hablar sobre mis aficiones y por otra, poder lanzar en forma de texto, todo lo que se aferraba en mi corazón. Poco tiempo después, dejé de hacer reseñas y busqué un contenido más libre, tratando temas más variados. Sin embargo, desde que creé "Diari d'Ayshel", mi blog en valenciano, me di cuenta que ahí podía tener la libertad de escribir sin reglas y que, en "Un sueño sobre el agua", el contenido tenía que ser más estructurado y agrupado en diferentes temas, así que en esas estoy.

En resumen, no creo que haya tantas entradas a partir de ahora, pero sí me veo en condición de asegurar, que lo que os muestre próximamente, me va a convencer de verdad.

Image and video hosting by TinyPic

lunes, 6 de febrero de 2017

Colectivo Detroit: Árbol genealógico

Mis abuelos me regalaron este don: el don de quererlos. No era difícil que quisiera anotar su historia en unos añejos cuadernos, para las generaciones posteriores, para los alienígenas o para que quedaran sepultados durante milenios hasta que alguna de esas melancólicas personas que piensan que cualquier tiempo pasado fue mejor, lo descubrieran.

Todo fue por culpa de un profesor memorable y circunstancial, que hizo que su corazón resplandeciera y ella pudiera anotar un propósito más en su lista de cosas por hacer antes de morir. Podría haberlo hecho muchos años atrás, cuando los recuerdos, parecían más reales. Ahora vivir en blanco y negro, era solamente para unos pocos nostálgicos y personas mayores.

Asimismo, siempre le parecía pronto, precipitado, empezar a recolectar información, preguntar a sus abuelos quienes tenían algunos recuerdos confusos y los que recordaban todavía dolían demasiado. Fue un día sin más que amaneció con ganas de un giro en la trama, un día de apilar libretas legendarias y como si fuera su última, única y valiente oportunidad, empezó a dibujar su propio árbol, aquel que resumiera sus más remotos orígenes.

Ellos me regalaron este don: el don de quererlos. Hoy les regalo un árbol genealógico, porque todavía merece la pena contar su propia historia. Una historia contada debajo de los naranjos, los naranjos del huerto de mi abuelo.

***

Y como no podía ser de otra manera, el #ColectivoDetroit empieza el 2017 de forma fantástica. En este ejercicio os proponemos que creéis un texto en el cual intervenga un personaje con un superpoder. Siendo fieles a los principios del Colectivo, podéis interpretar “superpoder" de la manera que más os apetezca. Elegid un superpoder tradicional: volar, superfuerza; o un superpoder Disney: congelar; o un superpoder mucho más difícil de encontrar como la franqueza. 
Ya sabéis cuáles son las instrucciones, ¿verdad? Por si se os han olvidado las dejamos aquí. 

1. Leer el “enunciado” del ejercicio.
2.Interpretar el “enunciado” del ejercicio libremente
3. Escribir lo que te sugiera, pero uno de los personajes debe tener un superpoder.
4. Publícalo en tu espacio
5. Cuéntanoslo para que podamos enlazarte tanto en los comentarios como por las redes sociales.
6. No olvides usar el hashtag #ColectivoDetroit, y disfrutar la participación al máximo. 

No te olvides de pasar por el territorio de Adri y de Jen

domingo, 22 de enero de 2017

Los animes que me gusta ver.

Mi segundo anime ha sido Yuri on Ice. El primero fue hace un año y medio, la semana que estudiaba para la selectividad, se llamaba Shigatsu Wa Kimi no Uso.

En aquel de entonces, tenía prejuicios. No pensaba que unos simples dibujos pudieran interesarme y mucho menos causarme alguna emoción. Me equivoqué.

Me he dado cuenta que he tenido la suerte de elegir bien y escoger, de entre toda la oferta de animes, los que me gusta ver. Me he dado cuenta que ambos tienen bastantes aspectos en común: hablan sobre la superación personal, lo difícil que puede resultar la competencia y lo importante que es tener a alguien capaz de animarte en los momentos más duros. Por un lado, Shigatsu Wa Kimi no Uso es una historia dramática que te sana a base de lágrimas y por el otro, Yuri on Ice es mucho más esperanzador.

Por otro lado, destacar el poder de la música, en los dos está muy presente y complementa unas imágenes que ya de por si, son dignas de apreciar, con la música adecuada, es imposible no conmoverte. En el caso de Shigatsu Wa Kimi no Uso, muchas obras son piezas de música clásica conocidas y con eso ya me tenían ganada. Sin embargo, en Yuri on Ice que están hechas específicamente para el anime, tampoco tienen desperdicio. De hecho, las estáis escuchando en la playlist que he hecho para el blog porque creo que también resumen muy bien lo que quería de este espacio.

Centrándome en Yuri on Ice, me encanta que la relación amorosa LGTB esté totalmente normalizada y sería genial que traspasara la ficción y se convirtiera en una realidad en todo el mundo. Algunos de los personajes muestran claros signos de androginia y tampoco es un detalle que puedas observar cada día. Por último, el anime acaba como debía hacerlo, remarcando el potente mensaje que lo más importante es el camino y todo lo que ese trayecto te ha ofrecido.
Image and video hosting by TinyPic

sábado, 7 de enero de 2017

Mi 2017 en libros.


Quería hablaros de lo que espero este año a nivel de lecturas, porque con Ayshel en diciembre he descuidado mi contenido relacionado con la literatura.

Este año espero leer al menos veinte libros. En 2016 he leído más de quince libros aunque en mi perfil de Goodreads solo aparecen quince porque he leído bastantes fragmentos, historias cortas y poemas sueltos. Por suerte he dejado de ver la lectura como una competición y no voy a aparcar el reto de Goodreads porque el número es realista y estoy prácticamente segura de que lo conseguiré.

No hay texto alternativo automático disponible.
He decidido hacer este propósito porque me he dado cuenta que nunca he leído una biografia por ejemplo, y en contadas ocasiones he leído a autores ganadores de un Nobel. Me gustó desde que lo vi por Facebook porque te reta a salir de tu zona de confort y eso, siempre está bien.

Quiero leer más autoras, en 2016 se ha inició un proyecto promovido por La Nave Invisible para visibilizar a mujeres escritoras y realmente nunca pienso en el género del autor a la hora de escoger un libro y quiero ser más consciente porque en mis asignaturas de literatura obligatorias no suelen abundar las autoras. Como mínimo espero leer diez libros escritos por mujeres.

Mi último propósito es leer algo de Laura Gallego porque es la autora que ha marcado mi adolescencia y ya hace que no leo un nuevo libro suyo.





Image and video hosting by TinyPic


sábado, 31 de diciembre de 2016

Ayshel en diciembre: día 31


Corazón, confesor de mis soledades, este es el último día que te dedico este año.

 Gracias por ser el órgano capaz de originar y apaciguar al mismo tiempo mis taquicardias. Porque este año te he cogido con mi puño, cuando estas sacudidas eran verdaderos maremotos. Sin embargo, en ocasiones me estaba muriendo por tu calma, por tu monotonía y por mis rutinas silenciosas.

Gracias por haberme marcado el camino, porque no te has desviado ni un segundo, ahora estoy en la carretera que más se acerca al lugar donde quiero llegar, aunque en ocasiones se bifurque porque otros paisajes y deseos. Pues ellos también tienen derecho a ser observados y considerados.

Gracias por hacerme leer a fuego lento, mi pasado está lleno de multas por exceso de velocidad y ya no podía perder tantos puntos.

 Gracias por encender la radio cuando necesitaba que la música me salvara. Te salvara. Nos salvara. Y por arriesgarte, aunque tuviera que dar frenazos inesperados.

Gracias corazón por ser mi compañero de curvas, esperemos que en el 2017, hayan pocas.

***

Hola a todos, soy Ayshel y padezco hipergrafía.

O al menos lo simularé, durante un mes, diciembre, el que siempre es feliz para mí. Para que no deje de serlo y para que la palabra escrita sea lo único que me alivie en caso de curvas. 31 días para hablaros de mis demonios personales y de mis pasiones más intensas. 31 días para que os sintáis reconfortados, soñando sobre el agua.



viernes, 30 de diciembre de 2016

Ayshel en diciembre: día 30

Colectivo Detroit: Coherencia

"Soy una tía que sigue su senda
sin importarle las pisadas de otros,
que mira con ternura a los locos 
que siguen creyendo que cambiarán el mundo."
Amor Revólver, Loreto Sesma

Todavía era segunda hora de la mañana.  El profesor de matemáticas explicaba unas ecuaciones en la pizarra.  Eran pocos los alumnos que le estaban escuchando.  Tampoco ella era de las que le estaban atendiendo,  su misión consistía en leer a Loreto Sesma mientras miraba las pequeñas gotas de lluvia que se deslizaban por la ventana.  Porque en aquel día de Noviembre, llovía a cántaros.  De vez en cuando miraba indiscretamente la vacía mesa de Manuel.  Hacía una semana que no venía a su clase y su recuerdo había empezado a apenarle. 

Al mismo tiempo, David se tomaba un café por rutina, se vestía y salía a la calle. Se llevaba hospedando desde hacía un par de días en  casa de una persona que técnicamente era un amigo suyo. Le llamaban Manuel.

David solamente sabía de ella que continuaba estudiando música. Ahora averiguaría si todavía estaba estudiando en el mismo instituto donde la conoció. Por eso decidió que lo mejor era ir hacía allí, no sin antes rascar las iniciales de la chica, tatuadas en su muñeca izquierda.

***
Esta vez os proponemos un experimento de cohesión y coherencia. Se trata de escribir tres textos breves, que pueden quedar inacabados, y mezclarlos. Uno de ellos como máximo puede no ser vuestro, pero deberá estar bien referenciado. Podéis utilizar una lógica interna para combinar los textos, o no. Podéis dar alguna pista tipográfica al lector para que identifique las piezas por separado, o no. No es un experimento arbitrario: os daréis cuenta al hacer el ejercicio de que la coherencia en un texto es muy importante, y de que a veces perder el control puede ser muy interesante. Los lectores también tienen un reto en esta ocasión.

He escogido un trozo de un poema del último libro de Loreto Sesma, Amor Revólver y unos textos que formaban parte de dos intentos de novela que nunca terminé de escribir.

Gracias por participar. Recuerda pasarte por el ejercicio de Adri en Billete de cercanías y el de Jen en Quiero ser como Maude. Si tenéis alguna duda del funcionamiento del ejercicio, podéis contactar mediante el correo electrónico: colectivodetroit@gmail.com

Instrucciones para participar:

1. Leer el “enunciado” del ejercicio.
2.Interpretar el “enunciado” del ejercicio libremente
3. Escribir lo que te sugiera
4. Publícalo en tu espacio
5. Cuéntanoslo para que podamos enlazarte tanto en los comentarios como por las redes sociales.
6. No olvides usar el hashtag #ColectivoDetroit, y disfrutar la participación al máximo.